Batido de sandía para la hidratación deportista en verano


Un refrescante batido de color rojo, que aporta el agua, la fibra, los betacarotenos y la vitamina C, y con menos calorías. Te ayuda a hidratarte durante el verano, cuando la sandía está en su momento óptimo de maduración y apetece tomar bebidas y alimentos frescos y ricos en agua.

Si lo tomas después de un duro entrenamiento, te ayudará a mejorar la recuperaciòn muscular, ya que un estudio realizado por investigadores de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica (ETSIA) de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPC) con zumo funcional de sandía, encontró que el aminoácido L-citrulina presente en la sandía, favorece una recuperación más rápida de los músculos, reduciendo el temido dolor o agujetas tras un entrenamiento más duro o intenso.


La capacidad antiinflamatoria del jengibre también ayuda a la recuperacion muscular después de hacer deporte.


El zumo de limón aporta vitamina C antioxidante y antiinflamatoria y las hojas de menta son refrescantes y ayudan a aumentar la capacidad pulmonar, mejorando la oxigenación tras el ejercicio.


El aceite de oliva virgen extra aporta los ácidos grasos monoinsaturados con capacidad antiinflamatoria y beneficiosos para la salud cardiovascular.


Un vaso grande de 370 g solo aporta 121 calorías, y es rico en vitamina C, betacarotenos, también aporta vitamina K, magnesio, potasio, cobre y manganeso.


BATIDO DE SANDÍA, JENGIBRE Y MENTA

Ingredientes para 4 vasos grandes


  • 1 kilo de sandía sin pepitas

  • 4 o 5 hojas de menta fresca

  • 2 pepinos pelados

  • Una rodaja de jengibre

  • El zumo de 1 limón

  • 2 cucharas de aceite de oliva virgen extra

  • Sal y pimienta


PREPARACIÓN


Primero troceamos el pepino y la sandía y reservamos unos trozos en forma de triángulo para acompañar. Limpiamos las ramas de menta y las secamos. Reservamos las puntas para decorar. En un vaso de batidora ponemos la sandía, el pepino el zumo de limón, el aceite de oliva, sal y pimienta, y batimos a conciencia. Puedes rallar por encima un poco de jengibre fresco si te gusta su sabor. Probamos y rectificamos de acidez añadiendo más limón al gusto. Guarda en la nevera o añade cubitos de hielo para tomar bien frío.


VALORES NUTRICIONALES

Por ración (369 g)


Calorías 121 cal / 6% de la CDR

Agua 339 g

Carbohidratos 22,4 g / 7% de la CDR

Fibra 2,0 g / 8% de la CDR

Grasas 3,9 g / 6% de la CDR

Proteínas 2,3 g / 5% de la CDR

Vitamina C 29,3 mg / 49% de la CDR

Vitamina A 1.611 UI / 32% de la CDR

Vitamina K 9,5 mcg / 12% de la CDR

Vitamina B1 0,1 mg / 8% de la CDR

Vitamina B6 0,2 mg / 9% de la CDR

Folato 26,1 mcg / 7% de la CDR

Calcio 38,1 mg / 4% de la CDR

Hierro 1,2 mg / 7% de la CDR

Magnesio 39,8 mg / 10% de la CDR

Potasio 446 mg / 13% de la CDR

Cobre 0,2 mg / 9% de la CDR

Manganeso 0,2 mg / 10% de la CDR

CDR: Cantidad Diaria Recomendada, porcentaje calculado para una persona sana


¡Una receta fácil y diferente para sorprender este verano!


Fuente: SPORTLIFE

YOLANDA VÁZQUEZ

18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo